Finalmente, las autoridades de Oregón han capturado al responsable de la muerte de un joven de 17 años que falleció por sobredosis después de ingerir fentanilo adulterado. Intentó deshacerse de todas las pastillas que estaban en su posesión, pero no fue suficientemente rápido.

El detenido es un hombre de 38 años de Gresham que había aparecido como sospechoso en la investigación y cuya pista seguía la policía desde días atrás. Cuando los agentes se presentaron en su casa con una orden para poder entrar en ella, lo que hizo fue intentar tirar todas las pastillas de fentanilo que todavía tenía por el retrete.

Pero la forma en la que se intentó deshacer de ellas no fue suficientemente rápida y la policía llegó a ver las pastillas en el agua mientras flotaban. Eso los llevó a descubrir que, entre las pastillas, había muchas que correspondían a las multicolor, las que tienen un diseño como el del arcoíris.

Ahora está pendiente de ver cómo progresa la investigación tras la muerte del adolescente el 16 de junio y la detención del traficante que le vendió la droga. Cuando se encontró el cuerpo sin vida de la víctima la policía vio que tenía otras drogas con él. No solo había una mitad de fentanilo M-30, sino que también tenía mucho polvo blanco como restos de alguna otra droga que había consumido y una sustancia de cristal desconocida por ahora.

Lo que se ha descubierto es que este traficante llevaba un año vendiendo las pastillas de fentanilo adulterado en paquetes de entre 10 y 100 pastillas por precios de entre 4 y 5 dólares por cada una. Todavía tenía varios cientos de pastillas, una gran cantidad de dinero y una pistola, pero la detención se llevó a cabo pacíficamente. Las autoridades recuerdan del peligro que tiene el fentanilo multicolor.

Artículos recomendados