Seguramente hayas oído hablar de la droga zombi. Se supone que se trata de una sustancia que está haciendo estragos, sobre todo en Estados Unidos. Pero lo cierto es que, tal y como te vamos a contar, hay distintos tipos de drogas zombi.

Este nombre se usa cada vez más para definir a todas esas drogas que circulan por las calles y que provocan un estado muy grave en las personas que las consumen. En especial, hoy día podemos hablar de tres drogas que reciben este tipo de nombre: desomorfina, alfa-pirrolidinopentiofenona y xilazina.

Todas estas drogas acaban teniendo el mismo tipo de efecto, en mayor o menor medida, entre quienes las consumen. Generan un estado de pérdida de consciencia y control muscular, entre otras cosas, que hacen que las personas parezcan que han entrado en un estado zombi. Eso lleva a que las personas acaben esparcidas por el suelo sin control y prácticamente sin actividad o movimiento, aunque en el caso de registrarse se ven cómo se mueven lentamente, como si fueran zombis.

Las drogas zombi se han transformado en un gran riesgo para personas del mundo entero. Hay ciudades enteras en las que se está viendo a las personas adictas acumulándose en las calles, totalmente sin consciencia de lo que está ocurriendo y simplemente dejando que pasen las horas hasta la siguiente dosis. Muchas de estas adicciones acaban en sobredosis en momentos en los que las personas ya han dejado de ser ellas mismas desde hace mucho tiempo.

No todas las drogas zombi son igual de peligrosas, pero sí que hay que tener un extremo cuidado con ellas. Por ello los gobiernos están intentando hacer todo lo posible para reducir su presencia en las calles y que así se detenga la expansión de su efecto entre los miembros de la sociedad.

Artículos recomendados