Las cifras no engañan: la zona de San Diego, en California, Estados Unidos, se ha transformado en lo que las autoridades identifican como el epicentro del tráfico de fentanilo. No solo se están registrando más operaciones y detenciones, así como cantidades de fentanilo requisado, sino que también es la región del país donde están muriendo más personas por sobredosis.

Donde más se descubren los paquetes de fentanilo que se requisan es en el borde de San Diego con los estados de los alrededores. Uno de los motivos de este alto índice de casos se encuentra en que San Diego tiene conexión con seis bordes distintos con otras regiones y eso está siendo aprovechado como punto de entrada para la droga.

Los kilos de fentanilo que la policía encuentra son interminables y no da la sensación de que la tendencia esté reduciéndose, sino más bien todo lo contrario. Los asaltos en los que se encuentra fentanilo han aumentado, en los últimos tres años, en un 323%.

Gran parte del fentanilo que se requisa en Estados Unidos está en San Diego, motivo por el cual las autoridades están reforzando a su equipo a fin de poder plantar cara a este grave problema. Las muertes también están aumentando, algo que los especialistas ya esperaban, dado que el fentanilo es mortal en pequeñas dosis, sobre todo cuando se mezcla o está mezclado con otras drogas.

Antiguamente el fentanilo procedía de China, pero estos días los cargamentos llegan desde México. De las 108 mil muertes que se produjeron en 2021 en Estados Unidos debido a sobredosis, más de 80 mil corresponden a sobredosis provocadas por drogas de categoría opioide como el fentanilo.

Las autoridades piden a los ciudadanos que sean muy cuidadosos, que no consuman drogas procedentes de vías de poca confianza y que no olviden todas las personas que ya han fallecido debido a ello.

Artículos recomendados